[layerslider_vc id=»13″]

De invierno es un lugar donde poder relajarse en los sofás, junto al fuego, haciéndose un café o una copa de vino. En verano abrimos la terraza y se puede desayunar y cenar al aire libre, en un ambiente familiar y tranquilo.