La naturaleza del Vall de Laguar hay que conocerla en vivo, pero no siempre es fácil dar con la planta buscada o encontrar el momento para avistar una gineta o un halcón peregrino. Así que, aquí tenéis unas cuantas imágenes de la riqueza natural que todavía se conserva en nuestras montañas.

Muchas de estas fotos son cortesía de Francisco Noguera, que llegó como cliente y se fue como amigo.